¿Qué dice la ley en UK sobre bicicletas y patinetes eléctricos?

20 Jan 2022 | Sara Espeja Peralta
reclamación por accidente de bicicleta

Las bicicletas y patinetes eléctricos son una novedad. Para muchas personas son una revolución de la micromovilidad que ofrecen transporte urbano barato y con baja emisión de carbono. Para otras son un engaño, un peligro o ilegales.

Como cualquier otra tecnología, los vehículos de micromovilidad tienen sus ventajas, pero también acarrean complicaciones y deben ser regulados y legislados para poder aprovechar sus beneficios sin incidentes.

Bicicletas eléctricas

Una bicicleta eléctrica que cumple con la regulación en cuanto a su fabricación y uso ya está permitida por la ley. Los requisitos son:

  • Una potencia máxima de 250 vatios
  • Una velocidad máxima de 15,5 mph (20 kph)

Si se cumplen estos requisitos, entonces se trata de una bicicleta eléctrica de pedaleo asistido (EAPC por sus siglas en inglés), lo que la incluye en una categoría especial y, por lo tanto, no se la considera un vehículo motorizado. Por eso, no están incluidas en las leyes de tráfico que exigen seguro, cascos, pago de impuestos y registro.

Las EAPC se pueden manejar por aquellos que tengan 14 años o más en carreteras y carriles bici, pero no en las aceras. En cuanto a las bicicletas, se recomiendan los cursos de ciclismo y llevar casco por razones de seguridad, pero no son obligatorios. Es un detalle menor del marco legal, pero, básicamente, las bicicletas eléctricas se tratan del mismo modo que las bicicletas normales. Lo cual tiene sentido, son iguales, la única diferencia es que una batería aumenta la potencia del pedaleo dentro de los límites permitidos.

“No hay pruebas de que haya más accidentes de bicicletas eléctricas que accidentes de bicicleta normales”

El uso de una pequeña batería sirve para animar a salir a la calle a aquellos a los que no les motive la idea de montar en bicicleta. Especialmente durante el confinamiento, cuando otros medios de transporte resultan incluso menos alentadores y las carreteras están más tranquilas que de costumbre. Una bicicleta eléctrica hace las cuestas más llevaderas y aumenta la resistencia del ciclista medio para que llegar al trabajo sea un objetivo razonable y, para muchos, una alternativa realista al metro, el bus o el coche.

No hay pruebas de que haya una mayor relación entre accidentes y bicicletas eléctricas que con bicicletas normales, ya sea en perjuicio del ciclista u otra persona. Si animan a la gente a ir sobre dos ruedas en vez de cuatro porque ofrecen una ayuda extra para aquellos que quieran, no hay nada de malo en ello.

Patinetes eléctricos (scooters)

Lo de los patinetes eléctricos es otro cantar. La ley los considera algo muy diferente, al menos por ahora.

El patinete eléctrico es un vehículo motorizado, técnicamente un vehículo de movilidad personal (Personal Light Electric Vehicle en inglés) y, por lo tanto, a diferencia de la bicicleta eléctrica, se clasifica como vehículo motorizado bajo la legislación de carreteras. Sin embargo, no cumple con las regulaciones de construcción y uso (como, por ejemplo, matrícula o luces delanteras) como otros vehículos motorizados, por lo que es ilegal usarlo en carreteras.

Y, aunque su patinete eléctrico cumpliera con los requisitos, para poder conducir de manera legal por la carretera estos son los requisitos legales de los patinetes eléctricos:

  • Contratar un seguro
  • Pasar la Inspección Técnica Obligatoria del Ministerio de Transportes (MOT por sus siglas en inglés)
  • Pagar el impuesto de circulación y llevar casco

Por lo que solo se permiten en carreteras privadas (con el permiso del propietario) La sanción por su uso en carreteras es de 6 puntos o una multa de £300.

La legalización de los patinetes eléctricos

En la primavera de 2020, el gobierno lanzó una consulta sobre la legalización de los patinetes eléctricos donde informaron de su plan de regular los patinetes eléctricos para que, básicamente, se traten igual que las bicicletas eléctricas. Es decir, una normativa que establezca el límite de velocidad máxima (entre 12.5 mph o 15.5 mph) y puede que una potencia máxima. Puede que haya requisitos en cuanto a su composición, como la necesidad de incluir un manillar (descartando otras formas de micromovilidad).

El artículo del gobierno también buscaba opiniones sobre permitir la circulación de patinetes eléctricos en carreteras y carriles bici (pero no en la acera) y sopesarán qué regulaciones impondrán en cuanto a los frenos y las luces o reflectores; sus dimensiones y luces intermitentes, registro, licencias y límites de edad.

Plan piloto del gobierno

Por la misma fecha se anunció que se iniciaría un plan piloto de 12 meses de un sistema de alquiler de patinetes eléctricos a partir del 4 de julio de 2020. A partir de esa fecha, las autoridades locales permitirían el alquiler privado de patinetes eléctricos, sujetos a ciertas normas. Se esperaba que el cambio en los usos de transporte durante el confinamiento daría la oportunidad de dar a conocer e impulsar la micromovilidad. Hubo titulares que hablaban del plan como si fueran a regalar patinetes para todos o como si se fueran a legalizar de la noche a la mañana. Nada más lejos de la realidad. Desde el 4 de julio se implementaron las regulaciones que permitían a los ayuntamientos aprobar sistemas de alquiler, y en el momento de escribir este artículo aún no se ha anunciado ninguno.

El plan sigue teniendo unas normas bastante estrictas. Seguirán considerándose vehículos motorizados durante la prueba y, por lo tanto, se necesitará un seguro (administrado por la compañía de alquiler) y un permiso de conducir válido definitivo o provisional. Los patinetes eléctricos alquilados bajo un sistema de alquiler aprobado podrán usarse en carreteras y carriles bici y caminos, pero no por las aceras. No habrá que llevar casco (pero se recomienda su uso).

La intención del gobierno es hacer un seguimiento mensual del plan. La evaluación del proceso se enfocará en los riesgos y los beneficios: los resultados sobre la seguridad de sus usuarios, la opinión pública (como otros usuarios de las carreteras y personas discapacitadas) y también su aceptación y popularidad.

La experiencia en otras ciudades que han adoptado estas medidas demuestra que pueden existir diferentes normativas según la infraestructura y la cultura de cada lugar: un límite de 6 mph en los carriles bici de Barcelona, seguro obligatorio en Berlín y cascos en Kioto. Y París acaba de anunciar que van a tomar medidas para controlar la saturación de patinetes eléctricos de la capital.

 

Abogados para accidentes de bicicleta o scooter en Reino Unido

El abogado de lesiones personales, Stuart Kightley, es el autor de este artículo para el blog y forma parte del equipo de abogados de lesiones personales de Osbornes, donde contamos con abogados hispanohablantes que pueden ayudarte con cualquier caso de accidente en el Reino Unido.

Si quiere hablar con Stuart o cualquier otro miembro del equipo de abogados de accidentes de tráfico, póngase en contacto con nosotros llamando al 020 4516 9259 o rellenado un formulario de consulta online.

 

Share this article

Contact

Contacte con Blanca hoy

Solicite una llamada 0204 516 9259

Email Consúltenos sin compromiso