Negligencias médicas en prisiones

14 Nov 2023 | Blanca Diego Casas
Prison Negligence

Table of Contents

Nicholas Leahy, abogado del Departamento de Negligencia Médica en Osbornes Law, ha llegado a un acuerdo recientemente en un caso contra el proveedor de asistencia médica de una prisión, por no diagnosticar y tratar a tiempo a un cliente con infarto de miocardio cuando estaba en prisión el 27 de noviembre del 2015.

Contexto

El 26 de noviembre del 2015 por la noche, nuestro cliente, que tenía 43 años en ese momento, informó a los trabajadores de la prisión HMP Risley de que le dolía el pecho y los guardias de la prisión le dieron ibuprofeno. El cliente informó de que la intensidad del dolor era de 10/10, no podía respirar bien, tenía sudores fríos y náuseas. Empeoró durante la noche y, a las 08:00 de la mañana siguiente, su compañero de celda avisó al personal de la prisión. En ese momento, nuestro cliente tenía grandes dificultades para hablar, sudores fríos y náuseas y e indicó que sentía totalmente paralizado el lado izquierdo del cuerpo.

Finalmente, un enfermero que trabajaba para el proveedor de asistencia sanitaria examinó a nuestro cliente y le hizo un electrocardiograma de 12 derivaciones a las 09:45. El informe del electro decía:

“Progresión pobre de la onda R en V1-V4 y elevación del ST, no se puede descartar una isquemia miocárdica aguda… para revisión clínica inmediata por el médico de prisión. Una progresión pobre de la onda R y una elevación del ST en derivaciones anteriores parecen indicar una isquemia miocárdica aguda a pesar de la ausencia de cambios recíprocos. Con sus síntomas y el resultado del electro, se recomienda el traslado a urgencias para continuar la exploración, pero dejo la decisión al criterio clínico del médico general”.

Parece que el enfermero mostró el electro al médico que estaba trabajando en la prisión más o menos a las 10:46, el enfermero registró: “El Dr. Clift ha visto el ECG. Elevación del punto J en V1-V4, no se observa elevación del ST… Repetir ECG esta tarde”.

Nuestro cliente informó de que, durante el transcurso del día, empeoró y otros prisioneros se empezaron a preocupar por su salud. El médico de la prisión le vio a las 14:38, revisó el electro de esa mañana, anotó sus conclusiones y los síntomas que nuestro cliente había estado reportando. El médico examinó a nuestro cliente y repitió el electro que mostró “cambios e inversión en la onda T en V4-V6”. La impresión del médico era que el dolor torácico lo causaba un problema cardiaco y llamó a una ambulancia de urgencia.

Llevaron a nuestro cliente en ambulancia a Warrington Hospital, y llegó a las 16:14. Se llevaron a cabo varias pruebas e investigaciones, como un electro de 12 derivaciones, rayos X en el pecho y análisis de sangre. Le diagnosticaron un IAMSEST (infarto de miocardio) y presentación tardía con dolor torácico continuo. Fue ingresado en la unidad coronaria a las 19:05 y comenzaron el tratamiento y monitoreo cardiaco.

Nuestro cliente estuvo ingresado en la unidad coronaria del Warrington Hospital hasta que le transfirieron al Liverpool Heart and Chest Hospital en diciembre del 2015, donde se sometió a una intervención coronaria percutánea (ICP) en diciembre del 2015. Le dieron el alta y volvió a HMP Rislet el 3 de diciembre del 2015. Continuó con algunos síntomas tras salir de prisión, como falta de aliento al hacer esfuerzos y dificultad para subir escaleras.

Trámites legales

Nuestro cliente instruyó a Nicholas Leahy de Osbornes Law para que investigara una reclamación por negligencia médica en noviembre de 2018 por un retraso en el diagnóstico del infarto. Estaba a punto de cumplirse el periodo límite de 3 años, por lo que se llegó a un acuerdo con la parte contraria para prorrogar el plazo de prescripción y que el caso se pudiera investigar adecuadamente.

Se obtuvieron pruebas periciales de enfermería, medicina generalista (ambos sobre el incumplimiento del deber) y cardiología interventiva (sobre causalidad, estado y pronóstico). Todos estos informes secundaban la reclamación de nuestro cliente, sin embargo, al haber sucedido en una prisión, el caso planteaba cuestiones complejas respecto al incumplimiento del deber.

Nuestro experto en medicina general dejó muy claro que, normalmente, en una prisión como HMP Risley solo hay un médico generalista en todo el día y, por lo tanto, atender y examinar a un paciente de inmediato a veces es imposible. Sin embargo, el experto estuvo de acuerdo con que el personal de enfermería en una prisión puede llamar a una ambulancia sin consultarlo con el médico general si creen que es lo indicado desde un punto de vista clínico. El experto en enfermería opinó firmemente que tendría que haber sido así cuando el enfermero vio a nuestro cliente la mañana del 27 de noviembre de 2015.

Respecto a la causalidad, la opinión del experto en cardiología es que el electro hecho la mañana del 27 de noviembre del 2015 mostraba una isquemia cardiaca en curso y que, al retrasar el traslado de nuestro cliente al hospital, el síndrome coronario agudo estaba en un punto más avanzado que si hubiera ido antes. Pero, desde su punto de vista, hubiera necesitado el mismo tratamiento, también la angiografía y la colocación del estent. Entonces, se le pidió que abordara en qué afectó el retraso y opinó que un tratamiento médico temprano hubiera aliviado y mejorado la isquemia en curso, que continuó durante otras seis u ocho horas debido al supuesto incumplimiento del deber. En su opinión, hubiera interrumpido el infarto y reducido el daño que sufrió el ventrículo izquierdo del corazón.

Enviamos una carta de demanda al proveedor de asistencia médica el 12 de febrero de 2020. El 4 de junio de 2020, respondieron negando la responsabilidad en su totalidad. La postura de la parte contraria era que nuestro cliente estaba clínicamente estable la mañana del 27 de noviembre del 2015 y que era razonable esperar y repetir el electro por la tarde, sobre todo porque así podría verle el médico general de la prisión. Además, en términos de causalidad, argumentaron que el retraso de unas horas no influyó mucho en el desenlace.

Teniendo en cuenta que la parte contraria negó la responsabilidad, el abogado John Schmitt de Deka Chambers, fue instruido para asesorar sobre responsabilidad y la cantidad de la indemnización (quantum). Nuestros expertos continuaron apoyando el caso en la reunión, pero había importantes riesgos dada la naturaleza única del entorno de la prisión. Después de la reunión con el abogado, el demandante presentó varias ofertas formales y la parte contraria las rechazó todas.

Finalmente, informamos a nuestro cliente de que su única opción era iniciar procedimientos judiciales. Se informó a la parte contraria de la intención de nuestro cliente y, a principios del 2023, recibimos una oferta de cinco cifras que nuestro cliente aceptó.

Nicholas Leahy, que representó a nuestro cliente en este caso, comentó que “fue un caso muy interesante en cuanto al incumplimiento del deber y la causalidad. Sin embargo, nuestro cliente tenía pruebas periciales muy sólidas a su favor, es una pena que la parte contraria no cooperase durante las negociaciones hasta que les amenazamos con iniciar procedimientos judiciales. Desafortunadamente, pasa muy a menudo, lo cual provoca más estrés y el descontento de los pacientes y sus familias, que están pasando por un mal momento. Me alegra que en este caso hayamos conseguido un buen resultado para nuestro cliente para que pueda seguir con su vida”.

Si cree que ha sido víctima de una negligencia médica y quiere comentar su caso con un miembro de nuestro equipo, no dude en ponerse en contacto con nosotros llamando al número 020 4516 9259.

Share this article

Contact

Contacte con un abogado español hoy

Llamada inicial gratuita 0207 485 8811

CONTACTE POR CORREO ELECTRÓNICO Envíenos un email le contactaremos






    • Obtuve una muy buena compensación , y sin hacer completamente nada.
      Dado que mi inglés es muy escaso doi las gracias de haberme puesto en contacto con esta empresa Osbornes. 100% recomendable & 100% profesionalidad. Una vez más ,¡¡ gracias por su buen trabajo

      Castor M

    Casos recientes y artículosVIEW ALL

    1. man cycling past London underground station
      11.12.2023

      Cyclist Claims for Head Injury

      Client lands on the road and hits the crown of his head Our client was cycling on a straight road....

      Read more
    2. blood clot work accident
      5.12.2023

      £75,000 Compensation After Accident Leads to Blood Clot

      £75k Settlement Following Injury at Work Serious injury lawyer, Blanca Diego Casas recently represented an individual who suffered serious medical...

      Read more
    3. barbells in sport gym
      18.7.2023

      Injury from Gym Leads To Compensation Settlement

      Our client was standing by the squat rack at a gym. The squat rack had attachments on the side of...

      Read more
    4. man cycling past London underground station
      6.6.2023

      Cyclists Claim After Hit-and-Run

      Successful claim by cyclist injured after a hit-and-run In this hit-and-run claim, Our client had been playing volleyball in the...

      Read more
    5. 17.5.2021

      Cyclist Hit by Van Receives Compensation

      Spanish cyclist receives compensation for South London bike accident Blanca Diego, a bicycle accident solicitor in the Osbornes Personal Injury...

      Read more
    6. zebra crossing
      8.10.2020

      Pedestrian hit by car on zebra crossing settles...

      Blanca Diego, Solicitor in the Osbornes Personal Injury Department, recently settled a claim for a Spanish client who sustained injuries...

      Read more
    7. black motorbike
      2.9.2020

      Motorbike accident results in multiple Injuries

      Blanca Diego, Personal Injury solicitor at Osbornes Law, settled a claim for a 30-year-old motorcyclist who was involved in a...

      Read more

    VIEW ALL