Los cambios en el Código de Circulación (Highway Code) son solo el comienzo – Abogados especializados en accidentes con ciclistas 2 Dec 2020

‘Los cambios del Código de Circulación no son suficientes para modificar el comportamiento de los conductores y proteger a ciclistas y peatones’, Stuart Kightley, abogado especializado en accidentes sufridos por ciclistas, indicó al Gobierno.

Stuart Kightley, miembro de la Junta Directiva de la Campaña de Ciclistas en Londres (London Cycling Campaign) y socio del bufete de abogados londinense Osbornes Law, opina que, aunque las propuestas dan un paso en la dirección correcta, no van a suponer un cambio real si el código todavía requiere que los ciclistas y peatones que resultan lesionados a consecuencia de accidentes de tráfico son quiénes tienen que probar que la culpa fue del conductor negligente.

Los cambios introducen una jerarquía de responsabilidad y dan prioridad a los ciclistas y a otros usuarios vulnerables en intersecciones y rotondas.  Regula la distancia de seguridad a la hora de adelantar a un ciclista y proporciona una nueva guía en temas como la posibilidad de que haya ciclistas circulando de dos en dos y el filtrado de tráfico.

Respondiendo a la consulta del Departamento de Transporte, Osbornes acogió con satisfacción los cambios, pero sugirió invertir la carga de la prueba en los procedimientos de responsabilidad civil cuando haya usuarios vulnerables involucrados. Actualmente, cuando estos usuarios resultan heridos de gravedad en accidentes de tráfico, deben hacer frente a considerables obstáculos para obtener rehabilitación y apoyo financiero.

Stuart explica que “los que tienen el potencial de causar más daño en la carretera deben ser los máximos responsables de reducir el peligro que representan para los demás, y la revisión del Código de Circulación reflejará esta realidad. En vez de aconsejar a otros que sean ‘considerados’ con los ciclistas, recomendando a éstos que se bajen de la bici y caminen en las rotondas, ahora el Código exigirá que los conductores den prioridad a los ciclistas en los cruces y rotondas, sin poder adelantarlos”.

Además, añade que “la ley todavía requiere a los usuarios vulnerables aportar pruebas que demuestren la negligencia en la que ha incurrido la otra parte. En  casos de accidentes mortales y casos que resultan en una lesión cerebral (donde la víctima no puede dar testimonio), esto puede resultar particularmente difícil e incluso imposible”.

Victoria Lebrec, responsable de la planificación de políticas, campañas y comunicaciones en RoadPeace perdió una pierna en un accidente que sufrió en 2014 cuando circulaba en bicicleta por el centro de Londres. Tuvo suerte de sobrevivir ya que fue atropellada por un camión que giraba a la izquierda en el cruce de St John Street con Clerkenwell Road.

En un webinar reciente en el que tanto Victoria como Stuart participaron, Victoria explicó que la aseguradora del conductor tardó más de un año en admitir responsabilidad, para luego alegar que ella tenía gran parte de la culpa de lo ocurrido, alargando el proceso y forzándola a revivir el accidente y a justificar sus acciones.

Stuart añadió: “Si los cambios del Código de Circulación hubieran estado en vigor, el proceso habría sido más sencillo. Si la carga de la prueba hubiera recaído en el conductor, como ocurre en la mayoría de países europeos, el proceso habría sido mucho más simple y rápido, permitiendo a Victoria pasar página y obtener la rehabilitación que necesitaba mucho antes”.

Si desea hablar con un miembro de nuestro equipo de lesiones personales o del equipo experto en accidentes sufridos por ciclistas de Osbornes Law, llame al número 07593575746 o complete un formulario online.

Share this article