Lesiones sufridas en un almacén. ¿Cuáles son mis derechos?

11 Jan 2021

La pandemia no es el único peligro que nos acecha. Las personas que todavía tienen que seguir yendo a trabajar tienen que afrontar el riesgo de utilizar maquinaria, trabajos en altura y ser sometidos a condiciones de trabajo peligrosas. Si a eso se suma una supervisión deficiente, la ausencia de advertencias y la falta de un equipo de protección adecuado, los almacenes y las fábricas pueden ser lugares verdaderamente peligrosos para los trabajadores.

Su empleador tiene el deber de protegerle en su lugar de trabajo así como la obligación legal de evitar accidentes cuando sea posible. Las regulaciones Manual Handling Regulations 1992 y Lifting Operations and Lifting Equipment Regulations 1998 son parte de la normativa que regula esta materia.  Pese a la existencia de abundante normativa y medidas de seguridad, el Health and Safety Executive todavía informa, cada año, de un gran número de accidentes en almacenes, fábricas y centros de distribución que podrían haber sido evitados.

En uno de nuestros casos, una madre de dos hijos de 30 años sufrió una lesión en la cabeza al ser golpeada por una caja que se le cayó encima debido a que su compañero la apiló de forma incorrecta. A consecuencia del accidente, nuestra clienta sufrió fuertes dolores de cabeza, mareos e insomnio. Recibió una compensación de £5,000 por las lesiones sufridas y las pérdidas financieras en las que incurrió.

En Osbornes lidiamos con muchas reclamaciones de accidentes de trabajo. Entre las causas más comunes de accidentes de trabajo se incluyen:

  • Caídas de altura (desde escaleras o estanterías);
  • Equipo defectuoso;
  • Golpes por objetos que se caen, como envases o cajas que han sido apiladas incorrectamente;
  • Exposición a sustancias tóxicas;
  • Manipulación incorrecta de equipos pesados.

Estos accidentes pueden causar diferentes tipos de lesiones desde cortes, laceraciones, quemaduras y fracturas de huesos hasta lesiones más complejas (entre las que se incluyen lesiones cerebrales y amputaciones).

Prevención de accidentes y lesiones en almacenes y fábricas

Los empleadores tienen la obligación legal de realizar exhaustivas evaluaciones de riesgos en sus instalaciones. Dicha evaluación servirá para alertar a los empleadores de las diferentes medidas que deben adoptarse para minimizar el riesgo de que trabajadores y visitantes sufran lesiones. Si el empleador no cumple con la obligación de seguir las directrices de seguridad y un trabajador o visitante sufre una lesión, el empleador deberá pagar una indemnización por los daños y perjuicios causados.

Las medidas varían en función del tipo de almacén o fábrica. Entre los requerimientos generales se incluyen:

  • Asegurarse de que existan medidas de supervisión adecuadas;
  • Se debe facilitar a todos los trabajadores un equipamiento de protección personal (guantes, cascos, botas de seguridad…);
  • Los trabajadores deben recibir una formación completa sobre los peligros y el uso de equipamiento;
  • Asegurarse de que envases, cajas y otros objetos se almacenan correctamente;
  • Asegurarse de que hay señales de advertencia visibles donde sean necesarias;
  • Eliminar cualquier obstáculo para prevenir resbalones, tropezones y caídas.

Obtener una compensación por lesiones producidas en un almacén

Este es un buen momento para revisar los manuales y procedimientos de seguridad para asegurarse de que está a salvo en su lugar de trabajo. Si sufriera una lesión mientras está trabajando y no es su culpa, la ley le protegerá. Es de entender que habrá trabajadores a los que les preocupe interponer una reclamación contra su empresa. Sin embargo, será la aseguradora de la empresa quien lidie con la reclamación ya que las empresas están obligadas a contratar un seguro de responsabilidad civil. Usted tiene derecho a recibir tratamiento y una compensación para devolverle a la situación en la que se encontraba antes de sufrir el accidente.

 

Share this article