Estudio de un Caso de Negligencia Médica: Lesiones Producidas por Tratamiento con Hierro Intravenoso

3 Nov 2020

Nicky Leahy, solicitor en el departamento de negligencia médica en Osbornes, consiguió una indemnización para un cliente que sufrió de una lesión por extravasación producida durante una inyección de hierro para tratar su anemia.

Nuestro cliente se había sometido a diversos análisis de sangre en su centro médico tras padecer síntomas de anemia. Los resultados revelaron que tenía una deficiencia grave de hierro por lo que le recomendaron someterse a infusiones de hierro de Ferrinject por vía intravenosa. Este es un procedimiento muy simple el cual, si se realiza adecuadamente, no suele tener efectos secundarios y los pacientes son capaces de reanudar sus actividades cotidianas inmediatamente después de la infusión.

Sin embargo, la enfermera encargada de realizar la infusión de nuestro cliente insertó la cánula incorrectamente, inyectándola fuera de la vena periférica. La enfermera no se dio cuenta a tiempo. Nuestro cliente se quejó de un dolor y presión en el brazo. Sin embargo, la enfermera le aseguró que todo estaba bien y que había alterado el flujo de la infusión para calmar su dolor. Tras el procedimiento, pese a que el brazo de nuestro cliente estaba muy inflamado, sin color y adormecido, la enfermera le tranquilizó diciéndole que el brazo no tardaría en volver a su color original.

Desafortunadamente, la decoloración continuó y el brazo de nuestro cliente pasó de un color azulado a marrón. Empezó a tener fiebre y se encontraba muy mal. Un mes después, cuando volvió para que le realizaran la segunda infusión, le confirmaron que la primera infusión fue inyectada debajo de su piel en lugar de dentro de la vena, lo cual le produjo la decoloración y la posterior infección. Nuestro cliente todavía sufre de dolores e hinchazón en el brazo, lo cual empeora cuando el clima es frío.

Se remitió una carta de reclamación a NHS Trust, que admitió que la inyección inicial fue realizada con negligencia. Osbornes instruyó a un especialista hematólogo independiente, el cual preparó un informe médico-legal en relación a la condición y pronóstico de nuestro cliente con el objeto de determinar la cuantía de la indemnización.

Tras negociaciones posteriores, la reclamación se resolvió por una suma de cinco cifras. Esto permitió que nuestro cliente se sometiese a un tratamiento con láser en una clínica privada para solucionar el problema de decoloración de su piel, lidiando con los graves efectos estéticos de su lesión.

Si desea hablar con un miembro del departamento de negligencia médica y lesiones personales, no dude en ponerse en contacto con nuestro equipo llamando al número 07593575746 o rellenando un formulario de consulta online.

Share this article