Cómo reclamar los accidentes a bordo de un avión o un barco

6 Jul 2022 | Blanca Diego Casas
accidente en barco

Si se ha lesionado mientras viajaba por el extranjero, puede reclamar una indemnización. En esta página podrá leer lo que necesita saber sobre las convenciones internacionales en los accidentes en barco o avión y le damos algunos consejos para garantizar la obtención de una buena suma con su reclamación.

 

¿Qué tipo de accidentes de viaje puedo reclamar?

Se puede reclamar una compensación por una gran variedad de problemas que pueden surgir en los viajes aéreos o marítimos. Los ejemplos más comunes son:

  • Objetos que se caen de los compartimentos superiores

  • Tropiezos o caídas al embarcar o al llegar a tierra en un avión o un barco

  • Quemaduras por la salpicadura de bebidas calientes

  • Intoxicación alimentaria por la comida servida

  • Auxiliares de vuelo que te golpean con los carritos de la comida y las bebidas

  • Contraer alguna enfermedad como la norovirus en un crucero

  • Lesiones causadas por equipamiento defectuoso

  • Una caída desde cierta altura en un barco

Si el accidente ha tenido lugar en un avión, una embarcación marítima o durante la embarcación o la desembarcación, es posible interponer una reclamación.

 

¿Qué es el Convenio de Montreal?

El Convenio de Montreal es un conjunto de normas que rigen el transporte aéreo internacional. Los responsables objetivos por las lesiones ocasionadas durante el vuelo o durante el proceso de embarque y desembarque son las aerolíneas. La responsabilidad objetiva significa que no tienes que demostrar quién es culpable de tu accidente. Se considera a la aerolínea responsable solo por tener un accidente dentro del avión; sin embargo, tienes que demostrar que ha habido un accidente.

Sin querer entrar en terminología jurídica, la definición de un accidente puede ser más compleja y singular de lo que se pueda pensar. En general, debe mostrar que el accidente en sí mismo fue algo inusual y no algo que pasa con frecuencia en un vuelo. Podría reclamar un golpe con el carrito de las bebidas porque es algo que no suele pasar, pero no las lesiones causadas por aterrizajes complicados que están dentro del estándar o que no son inusuales.

Las lesiones tienen que ser el resultado de un accidente externo. No puede reclamar problemas médicos internos como una trombosis venosa profunda o la perforación del tímpano por los cambios de presión del aire.

 

¿Qué es el Convenio de Atenas?

El Convenio de Atenas es el relativo a los accidentes en los viajes marítimos internacionales. Se recurre a él cuando se viaja en barco, ferry u otro tipo de embarcación.

Bajo el Convenio de Atenas, la compañía de navegación es responsable de cualquier lesión que se produzca en el barco o durante la embarcación o desembarcación. Funciona igual que el Convenio de Montreal, pero aquí no hay responsabilidad objetiva, lo que significa que para ganar la reclamación, habrá que demostrar que el accidente fue provocado por culpa o negligencia de la compañía de navegación o de sus empleados.

 

¿Qué ocurre si el viaje era parte de unas vacaciones organizadas?

Si reservó el vuelo o el viaje marítimo y sufrió un accidente en el extranjero en unas vacaciones organizadas, la reclamación se debe interponer contra la empresa de viajes bajo la legislación británica.

Su abogado le ayudará a decidir a quién reclamar para tener más probabilidades de ganar la reclamación.

 

¿Cuánto tiempo tengo para interponer la reclamación?

Tanto el Convenio de Montreal (para accidentes en viajes aéreos) como el Convenio de Atenas (para accidentes en viajes marítimos) tienen un plazo estricto de dos años desde la fecha de desembarco del avión o el barco.

Si no se interpone en ese periodo de tiempo, se pierde el derecho a la indemnización. Es firme, sin excepciones, por lo que es importante actuar con rapidez si piensa interponer una reclamación.

 

¿Cómo interpongo una reclamación?

Si se ha lesionado en un accidente en avión o un barco, intente reunir todas las pruebas posibles para tener más posibilidades de ganar una compensación. Puede hacer lo siguiente:

  • Tomar fotografías del lugar del accidente

  • Apuntar los nombres y los datos de contacto de los testigos

  • Avisar del accidente a la compañía de transportes

  • Registrar los datos de cualquier tratamiento médico que reciba, ya sea a bordo, en su destino de viaje o cuando vuelva a casa

  • Guardar las facturas como prueba de los gastos

El siguiente paso es contactar con un abogado con experiencia en reclamaciones por accidentes en viajes internacionales tan pronto como llegue a casa. Tanto la Convención de Montreal como la de Atenas otorgan el derecho a los pasajeros de Reino Unido a reclamar una indemnización en los tribunales de Inglaterra, sin importar dónde ocurrió el accidente. No necesitará contratar a un abogado o iniciar el procedimiento en el extranjero.

Share this article

Contact

Contacte con Blanca hoy

Solicite una llamada 0204 516 9259

Email Consúltenos sin compromiso