Accidente en el trabajo se resuelve por una compensación de £350,000

3 Sep 2020

Sam Collard, Abogado Asociado del Equipo de Lesiones Catastróficas de Osbornes, actuó recientemente en nombre de un hombre rumano que resultó herido mientras trabajaba en una obra de construcción.

El reclamante resultó herido al caer en un agujero después de pisar una tapa de una alcantarilla que cedió debajo suya, y sufrió una fractura trimaleolar en el tobillo. Después de múltiples cirugías, nuestro cliente se quedó con una deformidad en equino en el tobillo, que le imposibilitaba apoyar el pie en el suelo. Su movilidad estaba muy restringida y seguía sufriendo dolores en el tobillo.

Después de obtener una admisión de responsabilidad por parte del empleador de nuestro cliente, Osbornes aseguró pagos provisionales en exceso de £70,000 que le permitieron a nuestro cliente seguir un programa de tratamiento y rehabilitación privados, que incluía fisioterapia, hidroterapia y rehabilitación vocacional para ayudarlo a intentar volver a trabajar y llegar al punto de mejor recuperación posible. Sin embargo, aún le quedaba una secuela permanente en el tobillo que, según confirmaron los cirujanos, restringiría el tipo de trabajo que podría realizar en el futuro.

Se emitieron procedimientos judiciales y, tras una reunión de conciliación conjunta con los abogados de la parte demandada, Sam resolvió la reclamación por poco menos de £350,000.

Share this article