fbpx
Chevron pointing up icon

 Lesiones que ocurren durante el parto

Solicitors in London

 Lesiones que ocurren durante el parto

News article published on: 3rd September 2020

Aunque el Reino Unido es uno de los lugares más seguros para dar a luz, ocurren errores que ocasionan daños no intencionados en algunas mujeres y en sus bebés.  Las cifras actuales muestran que alrededor de uno de cada cien nacimientos es problemático[1]. En Osbornes Law, lamentablemente, actuamos en nombre de mujeres que han sufrido lo conocido como ‘parto de feto muerto’ (dar a luz a un bebé sin vida); niños que han sufrido lesiones al nacer y mujeres que han resultado heridas o han fallecido durante el trabajo de parto.

Si bien algunos errores resultan en daños menores que solo tienen consecuencias a corto plazo, de haberlas, las lesiones durante el parto pueden resultar en daños graves y a largo plazo. El término ‘lesión de nacimiento’ describe el daño físico que le ocurre a un bebé antes, justo después o durante el nacimiento.

Hay varias causas diferentes de lesiones de nacimiento que pueden provocar daños permanentes. Algunos ejemplos incluyen:

  • Sufrimiento fetal. Esto puede ser causado por un parto prolongado y puede cortar el suministro de sangre al bebé, causando daño cerebral o incluso la muerte.
  • Hipoxia dentro del útero. Comúnmente debida a una placenta o cordón umbilical malformados. La reducción de suministro de oxígeno puede provocar parálisis cerebral. Actualmente, dos de cada mil nacimientos en el Reino Unido se ven afectados por la falta de oxígeno[2].
  • Daño del plexo braquial. El plexo braquial es un grupo de nervios que controlan la mano y el brazo y pueden dañarse permanentemente durante el parto.
  • Daño de la médula espinal. Esto puede ocurrir durante el parto y provocar una parálisis o, en el peor de los casos, la muerte.
  • Sangrado dentro del cráneo. Esto aumenta la presión sobre el cerebro y puede causar daño cerebral o la muerte.

Claramente, las lesiones de nacimiento pueden ser devastadoras y los efectos pueden permanecer de por vida. A veces, una lesión de nacimiento, surge debido a negligencia médica. La negligencia ocurre cuando un médico o un profesional de enfermería le debían un deber de cuidado al niño, y ese deber se incumple, lo que tiene como consecuencia que el niño sufra una lesión de nacimiento.

Negligencia médica en lesiones de nacimiento

La negligencia que resulta en mortinatos o lesiones de nacimiento a largo plazo le está costando al sistema de salud del Reino Unido miles de millones de libras en pagos de compensación. Las indemnizaciones por daño cerebral debido a negligencia suelen rondar entre £3 y £6 millones, mientras que un mortinato puede resultar en un pago a los padres de entre £15,000 y £100,000 dependiendo de si hay una reclamación por lesión psicológica. Las sumas actuales representan una factura de alrededor 4.500 millones de libras para el National Health Service (NHS) durante los últimos 10 años[3].

El hecho de que el error de una persona pueda ocasionar un daño sustancial puede ser devastador, y las familias preferirían que la lesión nunca hubiese ocurrido. Sabemos que ninguna compensación económica puede compensar la pérdida. La pérdida humana supera con creces la compensación financiera. Pero para un niño que sobrevive con lesiones graves, el dinero recibido cubrirá la atención médica de por vida, las adaptaciones especiales que sean necesarias a medida que el niño crece y las necesidades personales cambien, y compensará el hecho de que el niño nunca podrá trabajar.

Así como hay muchas causas diferentes de lesiones de nacimiento, existen muchos tipos diferentes de negligencia médica que conducen a esa lesión. A continuación se muestran algunos ejemplos comunes de situaciones de las que surge fácilmente la negligencia médica:

  • La escasez de personal significa que los pacientes no pueden recibir la atención adecuada. Esto conduce a una situación en la que el personal subalterno se queda solo para ocuparse de casos para los que no se tiene la experiencia o la formación adecuadas.
  • Señales de advertencia que son ignoradas debido a la falta de tiempo y a estar muy dispersas entre demasiados pacientes.
  • Minimizar el riesgo, lo que lleva al incumplimiento de los protocolos. Por ejemplo, no llamar a un médico cuando los latidos del corazón del bebé se vuelven anormales.
  • No monitorear adecuadamente.
  • No realizar una cesárea en el momento adecuado.

Lesiones de nacimiento en la vida real

A menudo, puede ser más fácil pensar en casos que en categorías amplias de lesiones de nacimiento. Por lo tanto, los ejemplos de la vida real pueden ayudar a aclarar cómo las lesiones de nacimiento pueden tener un impacto severo en un niño y su familia.

Parálisis cerebral

En mayo de este año, se anunció que una niña de 12 años que sufrió lesiones de nacimiento que resultaron en parálisis cerebral, recibiría un pago importante en concepto compensación. La niña sufrió una lesión debido a una anoxia (falta de oxígeno durante el parto). Si el parto se hubiese tratado adecuadamente, la niñano habría sufrido daño cerebral. Se descubrió que su madre sufría preeclampsia (presión arterial alta y signos de daños en otro sistema de órganos, frecuentemente el hígado y los riñones), pero la dejaron en la sala de partos durante días, sin que el personal sanitario reconociera que el bebé estaba angustiado. Finalmente la niña nació por cesárea de emergencia pero el daño ya estaba hecho. Un portavoz del NHS Trust confirmó: ‘Nos gustaría expresar nuestras más sinceras disculpas. [Estamos] actualmente involucrados en un programa nacional para aumentar la seguridad de las futuras mamás y sus bebés’[4].

En otro caso, un niño sufrió una ‘lesión cerebral catastrófica’ que le provocó parálisis cerebral, deterioro cognitivo, epilepsia y problemas de deglución. El Tribunal Superior de Londres determinó que la negligencia médica durante el parto resultó en una lesión cerebral hipóxica. El niño recibió una suma global de £4 millones y costos anuales adicionales por su cuidado, que incluyen £110,000 al año hasta que cumpla los 11 años, £175,000 hasta que cumpla 19 años y £255,000 al año por el resto de su vida[5].

Parálisis cerebral cuadripléjica

Si un bebé sufre una lesión cerebral grave durante el nacimiento, cuando no tiene oxígeno y, como resultado, sufre una parálisis cerebral cuadripléjica que afecta los brazos y las piernas del bebé, esto puede provocar problemas de movilidad y muchas otras dificultades. Estos casos son muy complejos y tardan muchos años en resolverse. Contamos con muchos años de experiencia en la tramitación de reclamaciones de dicha naturaleza. Una de nuestras clientas, una niña, aprendió recientemente a caminar durante la cuarentena y esto fue un logro fabuloso para ella y su familia. Afortunadamente, ha recibido pagos provisionales por daños por parte del NHS Trust que causó su lesión al nacer y esto le ha permitido a su familia adaptar su hogar y obtener acceso a terapia especializada para ella.

Epilepsia y problemas de aprendizaje

Un niño que nació en 2002 se quedó con una discapacidad grave que incluía epilepsia y dificultades de aprendizaje cuando su suministro de oxígeno se vio comprometido durante el parto. Inicialmente, sus padres no se dieron cuenta de que nadie tenía la culpa. En 2016 el hospital del NHS admitió no haber manejado adecuadamente el parto, ya que si hubiesen realizado una cesárea el niño no habría sufrido daños. En consecuencia, el ahora adolescente recibió 5 millones de libras esterlinas que se utilizarán para brindarle la atención que tanto necesita por el resto de su vida[6].

Ictericia no tratada

En otro caso, un bebé sufrió daño cerebral cuando su ictericia no se trató. Fue dado de alta del hospital antes de que se conocieran los resultados de los análisis de sangre. La lesión cerebral de la ictericia no tratada lo dejó con parálisis cerebral. Al igual que los otros casos anteriores, si su condición hubiese sido reconocida y tratada adecuadamente, el niño no habría sufrido daños permanentes. Se le concedió una indemnización de 6.5 millones de libras.

Nacimiento de un niño fallecido

Lamentablemente, en el Reino Unido fallecen 15 bebés al día antes, durante o poco después del nacimiento. Que le digan que su bebé ha fallecido es un escenario horrible que solo puede agravarse por el hecho de que la negligencia médica fue la causa. En un caso de muerte fetal publicado en prensa, el bebé falleció porque el personal que lo atendió ignoró las señales de advertencia de sufrimiento fetal y, en otro caso, las señales de advertencia de una máquina de monitores se consideraron un error.

Reclamar una compensación

Si usted o un ser querido ha experimentado los efectos devastadores de una lesión de nacimiento, es posible que tenga derecho a reclamar una compensación. Si bien el pago no compensará la pérdida o el daño, podría contribuir de alguna manera a mejorar la calidad de vida de los afectados. Inicialmente, podemos realizar un detallado análisis forense de los documentos médicos y aconsejarle sobre los próximos pasos a seguir. Asimismo le ayudaremos a obtener una copia del historial médico completo.  Stephanie Prior, Jefa del Departamento de Negligencia Médica de Osbornes Law, es una ex enfermera cualificada que cuenta con más de 22 años de experiencia en reclamaciones por lesiones de nacimiento.

[1]  https://www.theguardian.com/society/2007/sep/23/health.medicineandhealth

[2] https://www.theguardian.com/society/2007/sep/23/health.medicineandhealth

[3] https://www.theguardian.com/society/2007/sep/23/health.medicineandhealth

[4] https://www.standard.co.uk/news/uk/harrow-hospital-will-pay-millions-to-girl-12-over-serious-brain-injury-suffered-at-birth-a4152561.html

[5] https://www.bbc.co.uk/news/uk-england-manchester-46880827

[6] https://inews.co.uk/news/health/boy-disabled-birth-staved-oxygen-payout-ipswich-hospital/

arrow pointing down
Testimonial:

""I would highly recommend Jan Atkinson in any probate matter and Osbornes Solicitors in any other legal matters.""

Wills, Probate & Disputed Estates Client

Introducing Your Legal Team

Osbornes has an experienced team of specialist lawyers to assist with your case / situation

arrow pointing up

Camden

Livery House, 9 Pratt Street, London NW1 0AE
Tel: 020 7485 8811 Fax: 020 7485 5660
DX Number 57053 Camden Town

Hampstead

28A Hampstead High Street, Hampstead, NW3 1QA
Tel: 020 7485 8811 Fax: 020 7485 5660

Your Privacy | Cookies Policy

Contact a Lawyer

Enter your details below to receive a call from Osbornes:


Request Callback